Suplementos 
Miércoles 15 de febrero de2006
La últimanoche del Festival de Festivales
Peñay cuarteto abiertos
"Buenasnoches, Villa María, peña y cuarteto abiertos...". La vozde Miguel Borsatto tronó en el Anfiteatro y se perdió enel lago llevándose el furor de los aproximadamente diez mil espectadoresdispuestos a vivir la última noche del Festival de Festivales conla música popular  cordobesa
La Barra contoda su solidez musical  hizo cantar al Anfi

Familias, jóvenes,personas de todas las edades. Las butacas de la VIP fueron remplazadaspor la marea humana y el mambo-merengue-cuarteto de  Jean Carlos comenzóa percibirse en el aire cuando Borsatto y Valeria Lynch anunciaron el comienzodel final.
El iniciode la última luna festivalera. El principio del "cordobazo" peñero.
Pasadas las22, la noche se puso las galas del amor y uno de los integrantes del grupodel Rey del mambo, salió al ruedo para hacerle el aguante al cantante.
El músico,que fue escuchado con total respeto por el público, rindióun homenaje al Día de  los Enamorados, con canciones bien románticas."Estás maravillosa hoy", salió de su garganta y la gentehizo el coro dulzón.
La esperay el canto al amor valió la pena, porque unos minutos despuésel esperado moreno caribeño hizo su aparición en el escenariomayor.
Pantalóny campera de jean. Boina al tono. Sonrisa al estilo Gardel y sin dar treguase lanzó con "Son amores".
Los brazoslevantados, las palmas, el ritmo. La noche se transformó y todofue fiesta.
Fiesta de"Amor puro", "Piensa en mí", "No llores por él".
Los clásicosdel cantante sonaron y sonaron haciendo bailar a la multitud.
Los gritosfemeninos llegaron hasta la luna que hasta se prendió a la fiesta."La langosta" de Jean Carlos y sus movimientos, destrozaron corazones,generaron disfonía en las damas "enloquecidas" por la seduccióndel moreno.
"Estoy muycontento, muy contento", dijo antes de la despedida. Pero, llegóel bis y un show con sus bailarinas y toda la sensualidad.
 
Jean Carloscon boina y sonrisa estilo Gardel

Haciendobarra

La fiesta noperdió tiempo. Seguidamente, y tras un cambio de lugar de los simpatizantes,siguieron promoviendo el cordobazo musical los excelentes músicosde La Barra.
Un grupo quedía a día demuestra su solidez. Sus seguidores ganaron losprimeros lugares para corear "Enamorada de ella".
Y en las plateas,y en las tribunas colmadas, todo el mundo cantó: "Te felicito","Casi la mato" y "No voy a llorar".
La  lunase sacudió al ritmo de la música popular cordobesa y posiblementehasta dejó escapar un lagrimón pensando que la fiesta quecompartió durante cuatro noches se terminaba.
A la medianoche,todavía le quedaba "Trula" para despedir el Festival hasta el añoque viene.


Apostillasfestivaleras
- El sorteodel auto "O kilómetro" que se iba a realizar anoche con los cuponesdepositados en las urnas del Anfi, fue suspendido y se realizarámañana a las 12 en el Complejo Ferial Córdoba.
- El GringoBorsatto estuvo en su mejor noche, más suelto y con toda la polentade años anteriores. 
- "Me gustamucho estar acá. Realmente estoy muy contento", dijo Jean Carlosdurante su actuación. 
- El dominicanofestejó su cumpleaños en el escenario y miles de gargantasle cantaron el tradicional "que los cumplas feliz"
- Duranteel Festival hubo 250 periodistas acreditados. Anoche, muchos se habíanido. Pero el "Gordo" Orellana se quedó a ver la noche popular

Bajo lacarpa
LeónGieco: "Cromagnón no fue un asesinato"
Inevitablemente,el artista habló de la tragedia en Once y el tema cantado con ellíder de Callejeros. También habló sobre Kirchnery de "Ushuaia a la Quiaca"
“Le doy todomi apoyo al presidente con respecto a su trabajo con los derechos humanos”,dijo

Leónes León las 24 horas del día. Nada de doble discursos nigestos para la “gilada”. Su palabra y su acción devienen de unasólida convicción que se acuña fundamentalmente enla coherencia. Uno podrá coincidir o no con su prédica perosólo él representa a nivel popular y masivo el sentido deconceptos como “derechos humanos”, “solidaridad” y “cultura”. 
Por citardos ejemplos, ante la prensa comentó que él mismo fabricay vende el libro de Mónica Carranza, coordinadora de comedores envillas de Buenos Aires, entregándole todas las ganancias. Del mismomodo, destina las regalías al Hospital Garraham del polémicotema “Un minuto”, interpretado junto al líder de Callejeros, quefuera retirado de su último álbum pero que se sigue escuchandoen las radios.
Al respectoseñaló: “Saqué el tema por un pedido de padres deCromagnón; unos padres bastante bravos que escracharon a EstelaCarlotto y le han dicho hijo de puta al abogado de Ibarra sin pensar queese tipo (Strassera) mandó a cárcel perpetua a la Junta Militar.Son esos errores que no deberían ocurrir. Pero es cierto que eldolor sobrepasa cualquier situación y la canción producíamucha confusión porque los canales empezaron a elaborar videoclipsfalsos con el tema, algunas imágenes de Callejeros y mías.Allí también pensé en qué hubiese hecho comopadre en esa situación”.
De todos modos,dejó en claro que “tampoco es como dicen algunos padres, que Cromagnónfue el asesinato más grande después de la dictadura porquefue una tragedia, un accidente. Si no, nos estamos olvidando de la Embajadade Israel, de la AMIA o los 2.500 chicos que mató el ‘gatillo fácil’”. 

Provinciapor provincia

En la primeraparte de su show, las pantallas gigantes ilustraban sus canciones de losaños setenta con fotos y vídeos de próceres del rockcontrapuestas con “nefastos” personajes de la dictadura. Tambiénse retrataban los miembros de los grupos revolucionarios armados, por locual EL DIARIO le consultó si las mismas respondían a unareivindicación. 
El artistadecidió aclarar: “Es una cuestión personal, no te la puedoresponder ahora. Yo, en aquel momento, trabajaba en Entel y el Gobiernode Lanusse mandó a matar a los que luchaban en Trelew. Pero si medas a elegir prefiero a los subversivos de Trelew antes que Lanusse, desdeya”.
Respecto delpresidente Kirchner, León declaró que continúa brindándolesu apoyo “con respecto a los derechos humanos” pero que sobre lo demás,“no entiendo mucho”. 
Por últimose enorgulleció por el regreso de la “Negra” Sosa, a quien la definiócomo “nuestra Paul McCartney, nuestra Mick Jagger” y además, porser la persona que “me presentó en Cosquín y que en el ‘85me llevó a recorrer Alemania para que viera como coreaban ‘Sólole pido a Dios’, que ella la cantaba en todos lados”. 
Como proyectotodavía pendiente, confesó su deseo de completar el ambiciosotrabajo musicológico “De Ushuaia a la Quiaca” de la siguiente manera:“Armar un micro con un equipo reducido e ir provincia por provincia e instalarse3 ó 4 meses en cada una para conocer la cultura general del lugar,no sólo su música. Mi sueño es que despuéslos chicos puedan entrar en la compu y buscar la información culturalde cada punto del país".

En pocas líneas
Re-argentino.Una cronista fanática de León arrancó su alocucióndiciéndole: "Quiero agradecerle por ser argentino...". El artistase rió y redobló: "Soy re-argentino, soy de los indios deItalia...".
Tirápara arriba. A unos le arrojan prendas íntimas, a otros mamaderas.Al santafesino le "tiran con demos". Comentó que tiene una paredde demos sin escuchar todavía. Pero también indicóque de esa manera conoció y promocionó al dúo Orozco-Barrientos,Abel Pintos o Lucila Cueva (una banda de cordobesas).


Ecos dellunes - Mr. Mojo, Memphis la blusera y León Gieco
Rock conMAYUSCULA
Fabricio Rodríguezy  León Gieco

Fue un momentosagrado. "Algo sagrado", podría decir Mr. Mojo. 
Rock con mayúscula.Talento, bohemia, sentimientos, convicciones, memoria.
Fueron horasvividas con la intensidad de un público que no dudó en saltaren sus butacas, cantar hasta agotar la capacidad de las cuerdas vocales,hacer palmas, bailar y disfrutar con alma y vida de un espectáculoque sólo decayó unos minutos con el ruido infernal de loschicos de Infierno 18.
Si no fuera por las restricciones horarias, los músicos del Mojo, el amuleto de los esclavos negros, podrían haber continuado más tiempo,  brindando su excelencia en el escenario. Sin embargo, Fabricio Rodríguez, calificado por León como "el mejor armoniquista del mundo", se dioel lujo de compartir la escena con Gieco y agregar unos minutos mása la demostración de talento que fue el breve recital del grupo.

Despuésdel infierno, el paraíso y el cielo

PasóMr. Mojo y luego sin pena ni gloria mostró su música Infierno18. A esta altura de la noche y después del deslumbrante show deAttaque  77,  la fiesta de Arbol, la mayoría de las milesde personas que no se movieron del Anfi, esperaban escuchar la voz "negra"de Adrián Otero y la seducción de ese León que cadaaño viene con las garras más afiladas.
Memphis arrancócon "La flor más bella" y el coloso estalló. La noche se"bifurcó" en pocos minutos con el humo, la copa barata y el mágicosonido de un blue. "Montón de nada", "Moscato, pizza y fainá","La bifurcada".
Memphis entregósu trayectoria, sus noches, su música. Y la luna, que ya habíaperdido el control se movió seductoramente mientras Adriángritaba: "Chuchi... dejame el colchón". El público de pie.Los brazos en alto. El pedido de otra. El alma, la vida. El rock.
Después,cuando las estrellas hicieron un guiño, el coro pidió: "León...León". Y así, apelando a la memoria. Con imágenesde la historia de los años setenta. Los buenos, los queridos y tambiénlos nefastos personajes pusieron marco a la aparición del ídolo. 
Y de pronto,León Gieco invitó al público a "olvidarse un pocode la gente que nos roba y que nos mata" con "Todos los caballos blancos".Invitó a buscarlo y encontrarlo en "El país de la libertad". 
Maestro, comosiempre, rescató "Los guardianes de Mugica", "El ángel dela bicicleta", "El ídolo de los quemados", "De igual a igual" ymucho más.  Fue algo sagrado. La noche del rock con mayúscula.


El ránkingdel lunes
AdriánOtero, la voz líder de Memphis la Blusera

Arbol
"Vamos a grabarun DVD sobre recitales en vivo con la gente de Cuatro Cabezas y en abrilparamos para empezar a ‘cranear’ el nuevo disco."
"Es buenoacordarte del barrio, pero que no sea un límite. Nosotros decimosque somos de la República Separatista de Haedo, pero lo tomamosen joda."
"Con Kapangaestá todo mal (se cruzaron insultos en el Cosquín Rock).Son unos caretas... El 26 en San Luis nos vamos a cruzar y vamos a verqué pasa... No, la verdad nosotros con ellos ironizamos sobre lasbarreras que siempre se quieren imponer en el rock."

Memphis
"Ser bluseroes descorchar una botella de sueños y al beberla darte cuenta deque la realidad es simplemente un misterio."
"El blueses la cuna de casi todas las músicas y cada vez que aparece algonuevo nos quedamos en casa para ver pasar el cadáver de la últimamoda."

Mr. Mojo
"Habráque preguntarse por qué uno va a varios festivales de rock y vecasi siempre a los mismos artistas."
"Vamos a editarun CD y un DVD para julio o agosto con el último recital que dimosen el Verdi."

Infierno18
"Nosotros,cuando éramos más pibes (ahora tienen 16 años), envez de ir a los videojuegos queríamos conocer un estudio profesional."
"Sí,yo y mi hermano -Tomás y Nicolás- somos hijos de GustavoTaranto (manager de León Gieco), pero eso no nos descuida de quequeremos ser lo más profesional posible."


Por lasferias
En la variedadestá el gusto

Vida sana

Este añono se vio en las calles a nadie con jarras de cerveza o vino. Si alguienpretendía circular con la bebida  los inspectores de seguridadciudadana se la retenían. Así mismo en cada patio y peñase puede observar apostado un efectivo de la Policía provincialque no deja salir a nadie con ningún tipo de bebidas al exterior.Un detalle oportuno que no da la imagen de años anteriores, dondese sumaban los reconocidos melones con vino, que luego acrecentaban aúnmás la basura.
El dispositivosanitario dependiente de la Municipalidad y con apoyo del Gobierno provincialestá preparado para cualquier emergencia: 4 médicos y 7 enfermerosconectados con la Asistencia Pública y el Hospital Pasteur, lasambulancias "136" y la "100" del cuerpo de Bomberos Voluntarios, cada unacon un médico no habían contabilizado, hasta el lunes porla noche, nada grave. Datos recogidos en la central de Policía móvilubicada al costado de las boleterías, dieron cuenta que hubo pocoscasos por qué lamentarse.

"Poneloen EL DIARIO"

Los que síestán molestos son los distintos puestos que llegaron de afueraa vender distintas mercaderías, discutible al fin. Ellos destacaron lo costoso que es el canon, a la vez que agregaron que  la atenciónde las autoridades municipales locales con respecto de otros puntos festivalerosdeja mucho que desear: "Primero te cobran y luego no tenés derechoa patalear, empiezan con diferentes normativas, no antes aclaradas y aparteno te ofrecen ni un baño como la gente, lo que es el Polideportivo...desastroso, el año que viene no vengo...", opinaban desde un prolijocarrito, cuyo dueño tiene la concesión del bufé delclub Instituto de Córdoba. 

Un añobisagra

Si algo hayque destacar, es que la edición 39º de nuestro Festival hamarcado un quiebre, un punto diferente, que es lo armónico de loque sucede afuera y adentro. Musicalísimo instaló otra peña-carpa,más cercana a la entrada concentrando una gran afluencia de público.Por suerte, no hubo que lamentar que lo exterior mellara la afluencia depúblico al escenario mayor, sólo se vio algunos claros eldía viernes y el lunes. En el balance general el resultado finales positivo, nuevamente las discusiones recaerán en lo eclépticode la programación, un perfil que lo caracteriza y lo diferenciade otros. Sobre la programación las opiniones son disímiles.Algunos, encantados y otros...

La variedad

En los puestosde ventas la variedad fue disímil, pero una cosa notoria fue unpuesto de venta de columnas y estatuas de yeso (foto abajo), la gente comprabala porción de yeso, se lo embalaban y lo cargaban varias  cuadras.


Peña Ctalamochita
Lo quees y lo que será
La segundapeña oficial de Musicalísimo presentó cada noche aartistas reconocidos, pero también a voces que empiezan a buscarespacios en el circuito peñero
La gente pudover en la carpa de la peña Ctalamochita nacer a nuevos artistascomo Néstor Maggi (abajo) y escuchar a números reconocidos

A pocos metrosdel Anfiteatro, Musicalísimo decidió erigir una segunda carpa,denominada Ctalamochita, para albergar el espíritu peñerode las miles de personas que durante las noches del Festival circulan porla costanera.
El espectáculoes similar al que ofrece la otra peña oficial, Los Haravecos, aunquehay que señalar que tuvo menos convocatoria que ésta, erigidajusto al frente del Anfiteatro.
Ademásde tener un espectáculo con los mismos artistas, comparten tambiénla empresa que ofrece el servicio de comidas, que mostró algunasdeficiencias y, encima, cobraron más caro que en el resto de laspeñas.
Pero, sobreel escenario el panorama fue mejor. Con la impecable animación deCarina Bonoris, se pudieron observar artistas reconocidos como Los 4 deCórdoba, agrupaciones de la región, como Los Huarpes (Pozodel Molle) y jóvenes músicos que comenzaron el camino delartista, mostrando lo que saben hacer ante el público de las peñas.
Tal el casode Néstor Maggi, un joven de 15 años que en la noche dellunes desgranó su repertorio iniciado por la guajira "Hasta siempre",ganándose el afecto de los presentes.
"Es interesantever el proceso de comunicación entre el artista y la gente. Se generarealmente un clima peñero cada noche y luego, cuando un músicoes aceptado, se va haciendo una difusión de boca a boca que es loque permite hacerlos conocer", apuntó Bonoris.
Otra ventajaque tiene esta peña es que está bajo una carpa, lo que permitemayor comodidad a los que se resisten al fresco de la madrugada.


"Mono"Leguizamón
"Me dijeronque los villamarienses eran fríos, pero comprobé todo locontrario"
El "Mono" Leguizamónhace un balance positivo del circuito peñero

"Estamos muyfelices", dijeron al unísono los organizadores y el "Mono" Leguizamón,uno de los artistas invitados a la peña de Los Soñadores.
En los momentosfinales del arduo trabajo que llevaron a cabo como artistas y como empresariospeñeros, Rubén Aiassa y Ariel Rubiolo visitaron ayer nuestraRedacción para agradecer a toda la comunidad por el apoyo recibido.
Por su parte,Leguizamón, ex primera voz de Los Carabajal, dijo que la peñade los artistas locales fue "la consagración de esta edicióndel Festival y su entorno".
"Me dijeronque los villamarienses eran fríos, pero comprobé todo locontrario", comentó el folclorista visitante, quien hoy partiráa Rosario para continuar su gira que lo llevará en pocos díasa la Patagonia.
Han calculadoque por noche ingresaron al pequeño predio de la costanera unas4.500 personas.
La buena experienciade 2006 animó a Los Soñadores a repetir la peña elaño próximo.
La mayor partede las ganancias de la primera experiencia será destinada a editarel cuarto disco compacto del grupo, donde de seguro participaránmuchos de los artistas que vinieron a colaborar en la peña que culminóanoche.
Rubiolo destacóespecialmente "la buena calidad humana del Mono y de los demás muchachosque han venido a darnos una gran mano".
En tanto,y ante una pregunta de EL DIARIO, Rubén Aiassa dijo que con losvecinos de la Agrupación Folclórica Villa María, conlos que hubo una disputa de espacio en días previos al Festival,"está todo bien, al contrario, tenemos una comunión de objetivos".
En la fazartística, Rubiolo, uno de los históricos del grupo soñador,resaltó que "ahora podemos decir que tenemos nuevamente el grupobien armado, como cuando empezamos hace ocho años".


Cómo loviví
La miradadel público
Ezequiel (MonteBuey), Gonzalo (Villa María) y Franco (Monte Buey)
“Vinimos aver a Attaque 77. Son realmente muy buenos. A los que no soportamos sona los de Arbol, porque, como dijo el ‘Mono’ de Kapanga son chetos y caretas.El resto del programa, todo bien.”
 
Miguel, vendedorambulante
“La verdad,está todo bien. Hay más gente que la esperada y nosotros,que vamos a muchos festivales, hemos visto que la organización deéste es muy buena, lo que te facilita el trabajo.”
 
Julieta y Ayelén,de Etruria
“Nos vinimosde Etruria a ver a Attaque 77 y Arbol. Son fantásticos. La verdad,que poder tener tan cerca a grupos como éstos es un lujo. A Leónlo conocemos un poco, canta bien. Pero vinimos por Arbol y Attaque.
Siempre quepodemos, venimos al Festival de Villa María, porque hay de todoy también porque se puede ver siempre mucha gente.”
 
Cecilia, VillaMaría (barrio San Justo)
“Me encantaLeón Gieco, por eso vine esta noche. Me gustan las letras de suscanciones, su compromiso con la sociedad. En definitiva, toda su personalidad.También disfruté mucho de Memphis. El Festival es tan variadoque siempre vengo, porque no falta una noche que haya un cantante de tupreferencia.”

Asílo veo
MarceloAranda, de la orquesta estable
"Hace 10 añosque estoy tocando en el Festival y realmente es maravilloso. Creo que elhecho de que tenga una orquesta estable lo hace único en el país.No sé si además del Festival de Viña del Mar hay otroque tenga esta característica".
"Creo que la gente ya lo reconoce y lo disfruta, porque
más allá de los números grossos que hay en el escenario, el hecho de tener a sus músicosacompañando todo, es algo que se valora.
Y no sólopor ser la mayoría de Villa María, sino porque sale bien.Y no lo decimos nosotros. Por ejemplo, hace años que Valeria (Lynch)no viene con orquesta y canta con nosotros.
Al espectáculolo disfrutamos pero de otra manera. Nosotros estamos en una fosa entrela gente y el artista. Realmente desde allí se puede percibir loque provoca el músico que está en el escenario al público.Y también, lo que el artista recibe de la gente. Es realmente unlugar privilegiado.
Si bien escierto que estamos atento a lo nuestro, el hecho del Festival nos permiteestar en contacto con gente que viene trabajando la música desdehace años, que tiene reconocimiento nacional y se puede dar unacharla de igual a igual.
Otra cosaque disfrutamos es el hecho de poder tocar entre nosotros, logrando sonarbien con músicos que nos conocemos desde hace años."

El Lechuzóncontrataca
Va terminandola fiesta y marche un Uvasal...

¡Quélástima que se está terminando el Festival de Festivales!No sólo porque la ciudad parece otra durante los días dela peña, porque se llena de vida nocturna, de bombones asesinosque perfuman el aire con su juventud, de música y baile, de humor,sino porque me quedo sin laburo. Y no lo digo sólo por el dinero(que nunca viene mal, porque no sólo de cizaña vive estelechuzón), sino porque a mí, lo que me gusta, de verdad,es criticar. Lo hago de onda. No sé.  Me nace así, talvez porque fui destetado antes de tiempo y amamantado con vinagre y lechedescremada. Porque no sé si sabían ustedes que yo, a pesarde ser ave, soy mamífero. Soy, lo que se dice, una rara avis. Algoparecido a un murciélago. Creanlón, o no creanlón,porque mi madre fue una lechuza y mi padre... bueno, hay varias versiones.Algunos le atribuyen mi paternidad a Batman, otros al viejo Vizcacha ylos demás allá a  Bernardo Neustadt, que para el caso,sería lo mismo porque los dos últimos han sido de escupirel asado y de criticar por deporte. 
La cuestiónes que se acabó el Festival y la onda peñera de los alrededoresse fue apagando como una estrella en fuga o fugaz, como el eco de un tamborcitocalchaquí, como una brasa que  le han echado el últimoculito de vino que quedaba en el vasito de plástico, vajilla peñerapor fuerza del uso y la costumbre, pues así la vida como la peñaestán teñidas de fugacidad. 
Sepan disculparustedes estas licencias poéticas que me tomo, como así tambiénlos ferné que me tomé, gratarola, gracias a esas muñequitasque puso don Branca adentro del Anfi. 
Y ya que estamoslanzados en esta apreciación objetiva y científica de lapresencia femenina en el entorno del Festival, hay que hacer uno o doso tres o cuatro párrafos aparte para las promotoras de todo tipode ofertas que rondaban el Anfi. Desde la propuesta política deSobish para la futura Presidencia hasta los condones, pasando por una propuestade línea directa al vecino. Pero todo daba igual, total, todos tirabanel volante mariposa y se quedaban con la figura escultural de las promotorasimpregnadas en la retina. ¡Mirá si te vas a poner a leer publicidadpolítica después de haber visto semejante minón! 
Y de paso,déjenme decirles que lo de la línea directa al vecino sonmacanas, porque yo, que soy vecino de esta ciudad de toda la vida, le pedísu número de teléfono  a la promotora y me dijo queno estaba disponible. Si eso no es publicidad engañosa, no séqué es. 
Pero dejemosde hablar de mí, que si no, no va a faltar el que me acuse de vanidoso,yo que tengo el perfil más bajo que el Patrón, lo cual esmucho decir, no sé si se entiende. 
Dejemos ahorapor un momento el entorno peñero del Festival. Están todaslas carpas llenas, todo el mundo entregado al sano entretenimiento musicaly bailador, tratando de adivinar cuál es el tema que tiene que seguir,(porque la mescolanza de canciones que había en el aire parecíaun salpicón de aves hecho con los restos de las cenas de Navidady fin de año) y dándole al locro, a la empanada y al porróncomo si fuera la última vez.
Y en realidadno era la última vez la del lunes, pero era la penúltima,porque ya estábamos en la antesala del final a todo tunga tungade ayer.
Pero, decía,dejemos el off (puedo decir off, total, si hay quickfood...) dejemos elajuera (traducción criolla de off) y vayamos al escenario mayorHernán Figueroa Reyes que ya está sonando la Orquesta Estable,el láser dibuja el aire, los chorros danzantes hacen lo que puedeny los fuegos artificiales anuncian que va a comenzar la cuarta luna villamariensede peña y corazón abierto. 
Pero nada;ni el láser, ni los fuegos artificiales , ni los chorritos danzantes,lograrán empardar el espectáculo que se está por venir... 
¿EsJohn Travolta en Fiebre de sábado por la noche el que aparece sobreel escenario? ¡No! ¿Es Freddy Mércury? !No¡ ¿EsMick Jagger quien, con un brazo en alto y el micrófono en la otramano, arenga a la paisanada menuda y no tan menuda  gritando a vozen cuello: “¡Rock! ¡Rock! ¡Rock!”? 
¡No,leidis an yentlemans! Con el saco desabotonado, sin corbata y el cabellodespeinado por la brisa, super  casual , el mismísimo e inefabletío Rony apareció bajo la luz del seguidor para anunciara Attaque 77. 
Y se largóla fiesta. 
Creo que deboconfesarme, antes de seguir, porque nobleza obliga: yo no soy animadorletrao, apenas si he animado un par de velorios con algunas anécdotasque sirven para paliar el dolor y mitigar el sueño, pero ha sidopúblico en varias ocasiones y me parece que el trío de maestrosde ceremonias está más para la jubilación que parala promoción. Los he visto desanimados durante todas las noches,como sin argumento para entretener a la paisanada entre una orquesta yotra. Y anoche se notó mucho, porque la paisanada rockera es medio impaciente y quiere ver a los artistas; no quiere saber nada conel chamuyo, ni con números acrobáticos que son muy lindos,pero el rocanrol es otra cosa, che. 
Y no sólolos maestros de ceremonias andaban por el Anfi pidiendo una brújula.Varios colegas se miraban entre sí como diciendo “¿Quéhago acá si yo saqué boleto para la vendimia?”.
Me pareceque este año voy a tener que sacar una audiencia con el Patrónpara explicarle un par de cosas que mi modesta mollera ha ido acumulandoentre vino y vino, a lo largo de los años. 
Por ejemplo:¿Qué tal si para la noche del rock ponen una entrada únicay popular, llenan el Anfi y se evitan que los chicos se salten la jaulade la tribuna e invadan las plateas con el entusiasmo propio de la juventud,que quiere saltar,  bailar y cantar las canciones de sus artistaspreferidos y no reconoce sectores vip? Porque vip y rock son másbien como agua y aceite, son como los  hermanos Galán, perode verdad, es decir, no se llevan bien denserio. 
Es una sugerenciaque no le va a costar nada, Patrón. Tómela en consideración.
Otra sugerencia:¿Por qué en lugar de una carpa de prensa no ponen una jaula?Total, para que nos traten como a pichichos, es igual.
Ahora, lanota romántica de la noche la dieron el ministro Accastello y suesposa, la intendenta Bedano, quienes fueron a la platea, con los chicos,a escuchar rock, entremezclados con la paisanada. 
Pero me diola impresión que no son muy rockeros, che. Más bien estánen la onda de los Pienella. Ella se paraba para bailar, él le decíaque se sentara. Pero finalmente, parece que llegaron a un acuerdo. Fuecuando ella escuchó las letras de Attaque 77. Ahí se le terminóel entusiasmo. Eso es lo que tiene el  rock, a mucha gente le cae medio difícil de digerir. Por suerte, existe la música complacientey el Uvasal.

Y ya concluyomi parte/ de lechuzón critiquero/ pero aguantá compañero/que hay más para contarte/y si alguien se ha ofendido/ por mi prosacizañera/ y mi canto comedido/ mil disculpas yo le pido/ala sombra de las acacias/ por favor, perdón y gracias.