Suplementos 
Martes 5 de junio de 2007
TIEMPO DE SALUD
Cirugías de ojo con láser- Cuarta parte
El posoperatorio
La persona operada se retira del centro de láser sin vendaje alguno, sólo con anteojos de sol

El posoperatorio es en general muy poco molesto y no es doloroso.
Usted se retirará del centro de láser sin ningún vendaje. Sólo utilizará anteojos de sol a manera de protección. Le entregaremos un protector plástico para que use durante las horas de descanso. Estos protectores impiden que involuntariamente se frote los ojos durante el sueño.
Durante las primeras horas posoperatorias su visión va a ser bastante borrosa (como si viera por debajo del agua), además es probable que tenga alguna molestia, sensación de cuerpo extraño o arenilla y lagrimeo.
Usted será examinado al día siguiente. En este momento, seguramente tendrá mucha mejor visión que antes de la operación, pero la recuperación aún no será completa. Es frecuente lo que se denomina visión fluctuante (visión borrosa transitoria), que incluso puede durar algunas pocas semanas. En las miopías más altas, la recuperación demora un poco más.
Es muy importante que durante las dos primeras semanas no se frote los ojos, pues podrá desacomodar esa tapita que hemos realizado y que no lleva puntos. Además, durante esas dos primeras semanas debe evitar actividades como la jardinería, deportes de contacto, la natación y el maquillaje.
Existen básicamente cuatro síntomas que lo pueden molestar en los primeros días:
1- Sensación de arenilla o de cuerpo extraño y de sequedad ocular, que se produce principalmente porque el ojo no ha cicatrizado aún. Los síntomas se tratan con el colirio de lágrimas artificiales a demanda. Esto quiere decir que se pueden poner gotas la cantidad de veces que usted lo necesite. Esta molestia, que es leve, habitualmente dura entre una y dos semanas.
2- Dificultad para la lectura, que se presenta en los pacientes con miopía. Esto desaparece en las primeras 72 horas.
3- Destellos nocturnos o encandilamientos, también más común en los pacientes con miopía, sobre todo las elevadas, que normalmente duran cuatro semanas, pero que pueden extenderse en algunos raros casos hasta seis meses. Estos destellos nocturnos o encandilamientos (halos alrededor de las luces de la calle, de los autos o en el monitor de la computadora), pueden molestar en la primera semana y desaparecen durante el primer mes posquirúrgico.
4- Visión fluctuante. El término quiere decir pequeños cambios en su visión en los primeros días. Esto se debe a que persiste una leve inflamación en la superficie del ojo y a medida que va disminuyendo usted notará estas variaciones.

Los potenciales riesgos y complicaciones de la cirugía refractiva

Antes de decidir a operarse usted debe informarse de los riesgos que potencialmente existen en este tipo de procedimientos, que en orden de frecuencia son:
Hipocorrección, hipercorrección: puede presentarse un vicio de refracción posterior a la cirugía, ya sea por falta o por exceso de respuesta correctiva. Estos fenómenos se denominan hipocorrección e hipercorrección respectivamente. Los hipo e hipercorrecciones, la mayoría de las veces, son propias del patrón de cicatrización de cada paciente. Estas situaciones deben evaluarse entre tres y seis meses posteriores a la cirugía. La más común es la hipocorrección, en la cual el ojo se comporta como si tuviera cierta memoria y quisiera volver a su estado anterior. Mientras más alto es el defecto refractivo, más altas son las posibilidades de una hipocorrección. En total podemos decir que las hipocorrecciones se dan entre un 5 a un 15% de los tratamientos y esta regresión normalmente no es más del 15% del defecto original. Estos problemas se pueden solucionar con un retoque en forma muy satisfactoria, por lo que no debemos considerar a una hipocorrección y a un retratamiento como un fracaso, ya que éstas pueden estar dentro de las posibilidades preoperatorias.
Ojo seco o sequedad ocular: en algunas ocasiones, una vez operado, el paciente puede percibir una leve sensación de cuerpo extraño, irritación, visión borrosa transitoria, etcétera, en intensidad variable, de acuerdo a cada individuo. Estos síntomas están relacionados con la alteración quirúrgica transitoria que se produce sobre los nervios corneales encargados de estimular la lubricación del tejido. El fenómeno de sequedad ocular es bastante frecuente y los síntomas se tratan mediante el uso apropiado de lágrimas artificiales en los primeros tiempos posoperatorios. Este trastorno, denominado ojo seco desaparece luego de la renervación corneal en los primeros meses después de la cirugía.
Destellos nocturnos: aún sin cirugía, muchos pacientes miopes, tiene mala visión nocturna con sus lentes aéreos o de contacto. En los pacientes operados con miopía elevada pueden aparecer destellos y halos alrededor de las luces de la calle y de los autos. 
Este fenómeno sucede algunas veces con la cirugía, cuando el tamaño de la zona óptica tratada con láser es menor al de la pupila. Este tipo de molestias es especialmente mayor durante la noche cuando la pupila se dilata. Habitualmente dicho fenómeno dura sólo semanas, pero puede extenderse hasta los seis meses y otras, muy raras veces, cuando la miopía es muy elevada pueden ser permanentes y molestar para el manejo nocturno.
Suspensión de la cirugía por corte incompleto del flap corneal o “tapita”: mientras se talla el flap corneal o tapita, se mantiene fijo el ojo a través de un anillo de succión de vacío, en ojos muy grandes o muy pequeños puede suceder que esta succión se inactive. Si esto ocurriera, se va a producir un corte incompleto de este flap. 
Y habrá que suspender el procedimiento y realizarlo de tres a seis meses después. Esta situación generalmente no produce secuela alguna, con excelentes resultados finales.
Queratitis lamelar difusa: éste es un cuadro muy poco frecuente. Su origen es multifactorial y poco conocido. Se caracteriza por la aparición, en los primeros días posoperatorios de fenómenos inflamatorios que pueden disminuir la visión. Afortunadamente todos los pacientes que padecen este cuadro han sido tratados exitosamente con colirios antiinflamatorios, respondiendo en pocos días a la terapia médica y recuperando la totalidad de su visión.
Infección: ésta es, probablemente, la más seria e importante de las potenciales complicaciones relacionadas con la cirugía refractiva. Puede aparecer durante las primeras 48 a 72 horas posoperatorias. El riesgo de infección es de 1 en 7.000. Para prevenir éstas se hace de rutina una profilaxis antibiótica pre y posoperatoria, además de los controles posoperatorios en tiempo y forma. Afortunadamente nunca tuvimos una infección, sin embargo en la literatura médica hay publicados casos en que la infección no se pudo controlar.

Conclusiones

Las posibilidades de tener complicaciones graves con el tratamiento con láser son altamente infrecuentes, y los resultados a largo plazo son más que satisfactorios. Uno de los principales problemas que usted puede encontrar en la cirugía refractiva son las falsas expectativas. Muchos anuncios publicitarios dicen “tiren sus lentes”. Según el grado de su defecto esto es posible y muy probable, pero usted debe saber que, y sobre todo en defectos refractivos altos, a veces la cirugía refractiva le permite suprimir la dependencia diaria a una corrección, pero no eliminar el uso de corrección definitivamente.

Dr. Alberto Luis Magris - MP 5140. 
Dr. Juan José Pairola - MP 10862. 
Dr. Eloy Raúl Baigorrí - MP 11859.  
Dr. Jorge Alberto Gianinetto   - MP 12012. 
Dra. Vivian Vogler - MP 18010. 
Dr. Juan Manuel Gianinetto - MP 22295.  
Centro Privado de Oftalmología

Jornada sobre el trastorno por déficit de atención e hiperactividad
Licenciado Rubén Scandar, uno de los expositores

Las “Primeras Jornadas sobre  Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) en la Ciudad de Villa María” tendrán lugar  el venidero 23 de junio.
Son organizadas por el Centro Neurológico del Sudeste con los objetivos de: “Generar un espacio de comunicaciones científicas en la comunidad, con la finalidad de expandir el conocimiento sobre el TDAH. Ofrecer información científica sobre el TDAH, a los fines de ampliar, los recursos diagnósticos, terapéuticos y pedagógicos existentes en la comunidad, generar un espacio de reflexión sobre los mitos que genera la medicación, y conocer acerca de la historia, evolución y abordajes de lo que hoy conocemos como TDAH”.   
Disertará en las jornadas el licenciado Rubén Scandar, autor del libro “El niño que no podía dejar de portarse mal” (2000), y miembro activo de la Fundación del TDAH (la Fundación Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, creada en diciembre de 1998). 
También expondrá Graciela Felices, quien posee una trayectoria reconocida en el ámbito de la Neuropsicología y es docente de la Universidad Católica de Córdoba y la Universidad Nacional de Villa María. También participarán otros profesionales del medio, quienes poseen experiencia sobre el trastorno. 
El temario incluye “Criterios diagnósticos actuales y diagnósticos diferenciales TDAH, trastorno de ansiedad y trastorno de conducta.  Abordaje psicopedagógico desde criterios neuropsicológicos.  Nociones farmacológicas  de los estimulantes,  pautas a docentes,  pautas a padres y familiares”.                     
Se extenderá desde las 8.30 a las 19.30 horas. Se brinda más información en el centro organizador, ubicado en Santa Fe 1278.


Un enfoque comunitario sobre  las adicciones
Ya circula por la ciudad “Consumidores y drogas” el libro del experto Horacio Tabares, que fuera presentado días atrás en el auditorio de UEPC. En la ocasión, la magister Sonia Oddino habló de la obra y de su autor en un mensaje que se reproduce a continuación
Portada del libro presentado por la especialista local, en cuya asociación civil se puede adquirir

Presentar la obra del doctor Horacio Tabares significa para mí un honor y una gran responsabilidad, por ello quiero expresar mi agradecimiento al autor por confiarme tan importante tarea. 
No sé bien cómo expresarlo: no sé si las circunstancias de la vida, si los deseos, si la casualidad o todas estas razones juntas, hicieran que un día conociera a Horacio Trabares, cuando ambos nos disponíamos a cursar la Maestría en Drogodependencia. 
A partir de allí tengo la impresión de que lo conozco de toda la vida, porque historias, acontecimientos e ideas se habían entrecruzado sin que nosotros lo supiéramos. 
Ahora sé que puedo definir lo que distingue a Horacio Tabares: es un amante de la vida y de la justicia, un luchador incansable y un gran profesional, comprometido con los problemas que aborda desde hace ya más de 30 años. 
Horacio es un lector insaciable, sabe inspirarse en los clásicos de la literatura, también en Prevért, Bukoswki, Benedetti o en su coterráneo Fontanarrosa. Más de una vez lo vi leer a Homero Manzi o a algún otro poeta del dos por cuatro.
Su práctica profesional se apoya en la psicología social de Enrique Pichón Riviére y de Ricardo Bauleo, pero sus escritos dan cuenta de que Horacio Tabares abreva en diversos teóricos de la Psicología, de la Sociología, de la Antropología. Se apoya también en los aportes de la Neurología y en otras disciplinas que le dan una solidez contundente a lo que expresa. 
Con un estilo discursivo atractivo, elegante y preciso, un discurso científico nutrido de una creatividad literaria que atrapa al lector, el doctor Tabares expresa las causas y consecuencias del abuso en el consumo de sustancias adictivas sin desprenderse de su permanente compromiso y preocupación por esta problemática compleja. 
Transita por lo social y cultural, explica la clínica de las adicciones, desarrolla fundamentos acerca de la prevención con un modo de expresarse que nos permite identificarlo como alguien que siente y vive el problema acerca del cual escribe. 
A veces me parece que Horacio habla del tema de las adicciones, de los adolescentes y jóvenes afectados con mucha bondad y afecto. Sólo quien es capaz de esa conjunción: sapiencia, afecto y comprensión, puede asumir como él el compromiso del tratamiento y orientación cotidiana de adolescentes y jóvenes adictos. 
Las conductas adictivas son el resultado de factores diversos que operan como causales. Tabares así lo afirma al tiempo que polemiza sobre éstos, mientas sostiene que asistimos a una verdadera pandemia adictiva. 
Desarrolla lo que él denomina "tesis" explicativas de este fenómeno, triangulando el concepto de sobreoferta de drogas con las características de las sociedades contemporáneas, en las que lo esencial es la incertidumbre constante: hoy la vida nos pone en situación de inacabable búsqueda y precariedad afectiva, por eso las sustancias aparecen como intentos de paliar estas carencias. 
La sociedad de consumo nos mantiene insatisfechos, desafectados, en permanente estado de carencia. Los productos de consumo son devaluados al tiempo y en el preciso instante en que son promocionados. 
Desear y consumir es, paradojalmente, consumir para poder desear. Lo que comienza como necesidad inmediatamente se convierte en compulsión a consumir, a devorar. 
Conocedor de la manera en que esto impacta en la cultura juvenil, asevera Tabares que la epidemia de consumo de sustancias adictivas necesita, no sólo de la sobreoferta del producto en el mercado, sino que relaciona a esta pandemia incontrolable con "... un sistema económico perverso que no tiene límites en su objetivo de reproducir y ampliar sus ganancias. Esto es lo que hace posible que cualquier persona pueda apelar a las múltiples ofertas de drogas que se ofrecen impunemente". 
El doctor Tabares me hizo comprender algo tan humano y comprometido con la sociedad como que un adolescente o joven drogado, un adolescente o joven alcoholizado nos interpela como adultos, interpela a la cultura y hasta a la propia historia de nuestro país, interpela a las autoridades, a los maestros, a la propia comunidad y a todas sus instituciones. 
La droga como expresión paradojal de la promesa de bienestar y la muerte, expresión de la insatisfacción que produce la búsqueda permanente de algo que colme y calme ese sentimiento de insatisfacción, ha encontrado en el doctor Tabares a un profesional que teoriza sobre la base de su gran experiencia. Dice,  hace al mismo tiempo, por eso sabe legítimamente sobre este tema. 
Su obra conjuga la visión de la clínica para el tratamiento de adictos con los factores sociales y políticos que alimentan inescrupulosamente al consumo: los llama "efectores adictivos", aludiendo aquí tanto al mensaje confusional de los medios masivos de comunicación, como al "... complejo industrial y comercial que procesa, produce, comercializa y distribuye sustancias psicoactivas tanto legales como ilegales". 
Ligado a esta compleja relación entre efectores que incitan al consumo, la situación cultural y social, Tabares señala que la droga no tiene sexo, edades, religión ni condición social. Pero señala que "... los pobres se llevan siempre la peor parte, consumen drogas baratas, de baja calidad y, además, deben robar y delinquir para poder obtenerlas". 
Sólo me cabe Horacio expresarte mi gran satisfacción por el logro que significa para vos la edición de este libro. Agradecerte además tu presencia  y agradecer a todos los amigos aquí presentes por acompañarte en tan importante momento. 
Y comprometerte, junto con la gente de Strategos y Quijotada a que seas nuestro asesor para esta humilde tarea de prevención que estamos diseñando y ejecutando en forma conjunta. Los chicos de Quijotada y las poblaciones de Villa María y Villa Nueva te lo agradecerán siempre.

Mgter. Sonia María Oddino
Strategos Asociación Civil

Entregan cepillos dentales  
Los profesionales médicos que llevan adelante la segunda etapa de la Campaña de Salud Bucal en las diferentes escuelas primarias, jardines y centros de apoyo de Villa María entregarán 4.000 cepillos dentales a los más pequeños de la ciudad.
El objetivo del programa es orientar a los niños acerca de la importancia del cepillado y las distintas medidas para prevenir la formación de caries de manera didáctica, en los que además, se les hace entrega de folletería sobre el tema y un cepillo dental.

Espacio para embarazadas
Cómo evitar los dolores de espalda 
En el embarazo es muy normal que aparezcan molestias en la zona baja de la espalda, estas molestias se llaman lumbalgias, están asociadas al aumento de peso y a las malas posturas. Esta molestia puede evitarse teniendo en cuenta algunos ítems y manteniendo fuertes los músculos lumbares y abdominales, de esta forma usted puede contener el peso del embarazo manteniendo una buena alineación postural.
Durante el embarazo no se recomienda permanecer mucho tiempo de pie en una misma posición, si su trabajo le demanda estar mucho tiempo de pie lo mejor sería que cambie de posición con frecuencia. Para dormir, lo más indicado es elegir un colchón firme y una almohada que mantenga el cuello en el eje de la columna dorsal; al levantarse de la cama, si usted está acostada boca arriba, lo mejor sería que se ponga de lado y que flexione las piernas para comenzar a erguirse. Si las molestias en su espalda son persistentes puede colocar una almohada debajo de las piernas, justo debajo de las rodillas, esto proporcionará un mejor apoyo de su columna, dejándola descansar si molestias.
Salir a caminar es una buena terapia para evitar, entre otras molestias, las lumbalgias. Estas caminatas no deben ser fatigantes y deberían tomarse como un paseo, para realizarlas usted tiene que buscar ropa y calzado adecuados. Trate de caminar en terrenos planos o buscar lugares que estén bien aireados.
Para sentarse utilice asientos que tengan respaldo y si es posible apoya brazos. Cuando usted permanezca sentada apoye bien la espalda y para levantarse use los apoya brazos para ayudarse, de esta forma no estará haciendo una mala fuerza con su espalda.
Cuando haga las tareas del hogar, como barrer o pasar el trapo, use la escoba o el pasador bien cerca de sus pies y mueva sólo los brazos, para lavar los platos trate de no inclinar el tronco y alterne el peso del cuerpo de una pierna a la otra.
Cuando conduzca su automóvil coloque la espalda bien apoyada sobre la butaca, para subir al mismo, si está con molestias, puede sentarse y luego ingresar las piernas juntas mientras gira con todo el cuerpo. 
Frente a la computadora coloque su espalda recta y pegada a la silla, nunca se siente en el borde, procure que la silla sea alta para que los ojos estén en línea recta con la pantalla.
Un remedio que suele dar buenos resultados es colocar una almohada en la zona que no entra en contacto con el respaldo de la silla. Esto proporciona un gran alivio.
Cuando elija el calzado trate de no buscar los de taco muy alto ya que éstos benefician a las malas posturas.
Cuando tenga que recoger algo del piso, flexiona sus piernas, no su espalda, la cual deberá mantener recta y erguida. Ojo con el equilibrio.
Si usted tiene otro hijo, para alzarlo es preferible que se siente y lo ponga sobre sus rodillas, si tiene que levantarlo de la cuna flexione sus piernas y lleve al niño lo más cerca posible de su cuerpo, mientras lo levanta extienda sus piernas.  

Cuándo comenzar con la gimnasia preparto  

Los cursos de preparto brindan a la embarazada información acerca el embarazo, parto, puerperio o posparto, cesárea y de los primeros tiempos con el bebé. Por otro lado también se trabaja sobre el cuerpo de esta mamá, para fortalecerla y para que los cambios en su cuerpo no provoquen dolores o incomodidades. En estos cursos las mamás reciben también el apoyo de sus compañeras, las cuales están transitando por el mismo camino y muchas veces se forman lazos de amistad que duran toda la vida. 
Es muy importante para la embarazada la compañía de su pareja, por eso en los cursos de gimnasia preparto ellos tendrán su protagonismo.
Por lo general se recomienda comenzar con los cursos de gimnasia preparto una vez cumplidos los seis meses de gestación, siempre con el permiso del médico obstetra que la esté atendiendo. Pero si la mujer desea comenzar a trabajar su cuerpo, antes del sexto mes de gestación y su médico obstetra está de acuerdo, puede optar por un entrenamiento físico especifico para embarazadas, en el cual seguirá conectándose con otras mujeres que están en su misma situación y realizando ejercicios que benefician su salud y la ayudarán en el momento del parto o cesárea. No olvide que usted está gestando un niño y que esta etapa debe vivirse con disfrute y alegría, no busque en este momento planes de entrenamiento físico que la frustren o la perjudiquen, son sólo nueve meses los que tiene para gozar a pleno de su embarazo. Durante los cursos de preparto, como en la gimnasia específica para embarazadas las mujeres entran en contacto con músculos de su cuerpo que tal vez nunca trabajaron, como por ejemplo los músculos perineales, los cuales deben estar fuertes y elásticos en el momento expulsivo, ya que éstos serán los que harán que su médico determine el hecho de practicar o no una episiotomía. También en estos cursos, las mujeres aprenden a relajarse y a trabajar con la respiración y las contracciones, para que el proceso de dilatación del cuello del útero se complete lo más rápido posible y su trabajo de parto sea más corto, llegando de esta manera menos cansada al momento expulsivo, en donde tendrá que cambiar la respiración por una de bloqueo y practicar el pujo. 
Si usted está embarazada y quiere sentirse bien y disfrutar al máximo de su embarazo debe hacerle caso a su médico, cuidarse en la alimentación, aceptar cada cambio en su cuerpo, no exigirse demasiado, hacer la gimnasia correcta y entregarse entera y con alegría a gestar a este bebé, viviéndolo como un milagro.

Viviana de los Ríos
Preparadora de Partos Taller Gestación