Suplementos 
Sábado 28 de junio de 2008
Charla sobre el campo  en la UNVM a cargo de profesionales y productores
El debate demostró que el diálogo es posible
Se realizó ayer en la Universidad Nacional un debate sobre la situación del campo. Se escucharon voces de productores, periodistas, economistas y politólogos. En un marco de diálogo y respeto, sin acusaciones infundadas, cada uno dio su visión del conflicto 
Los disertantes expusieron sus ideas con respeto y sin agresiones

Organizado por el gremio del personal de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), se realizó ayer en el auditorio de la casa de altos estudios el primer debate sobre el conflicto del campo en esta ciudad.
Participaron el economista Carlos Seggiaro, el director de Federación Agraria Argentina (FAA) Carlos Bergia, el productor de Laspiur Hugo Camisasso, el politólogo Marcelo Panero y el periodista agropecuario José Iachetta. El moderador fue Damián Truccone.
Al inicio, Diego Vílchez, secretario General de Apuvim -el gremio organizador- explicó que la intención del debate fue promover el diálogo y salir del corsé que representa estar a favor o en contra de una u otra posición. Y eso se vio reflejado en el transcurso de las charlas que se desarrollaron en un marco de respeto y con el interés de ofrecer aportes concretos.
Hubo posiciones diferenciadas y otras intermedias, lo que generó al concluir un rico debate entre los presentes. 

Juego de poder

Carlos Seggiaro explicó que si bien las retenciones no son más que el 15% del total de lo que recauda el Gobierno, son muy significativas dado que sin ellas y sin, por ejemplo, el impuesto al cheque, “no habría superávit fiscal”.
Entiende que ese superávit es requerido, entre otros puntos, para administrar poder. “El Gobierno nacional está sentado arriba de la plata que no manejan ni los gobiernos provinciales ni los municipales. Y de esa forma, logra cierto disciplinamiento político”, afirmó.
Sobre las razones del último y polémico aumento de las retenciones, argumentó que podría haber sonado lógico que fuera con la intención de desalentar el cultivo de soja frente a otras producciones. “Sin embargo, a lo largo de los discursos oficiales que se sucedieron, quedó en claro que ese no era el objetivo”.
Después de esa afirmación, llegó al eje de su charla, cuando consideró que en realidad “se trata de defender intereses de sectores que no aparecen claramente en este conflicto” y procedió a dar dos ejemplos: el de la carne y el de la leche.
“Por ejemplo, en Uruguay el Gobierno suspendió la exportación de tres cortes populares para garantizar el abastecimiento interno y nadie protestó. Esto es porque en ese país se desposta la carne y se siguen exportando los otros cortes. En Argentina esto no sucede, se comercializa en medias reses, lo que hace que un carnicero de un barrio popular tenga que bajar el precio del lomo, que es el de menor consumo, y aumentar el de los cortes populares. Es decir, que en las carnicerías de los barrios, esos cortes son más caros que en el centro”, dijo.
“¿Por qué no se desposta en Argentina? ¿Es porque el Gobierno no entiende? No, esto es porque hay sectores, como el que representa el señor (Alberto ) Samid (del rubro frigorífico), que se beneficia con esto”, agregó.
“Con respecto a la leche pasa lo mismo. El Gobierno nacional, para beneficiar a dos empresas que son la de Pascual Mastellone (La Serenísima) y SanCor, arruina toda la cadena láctea”, indicó.
“En definitiva, esto se trata de intereses de algunos sectores y de negocios y no de política distributiva”, concluyó el economista.

“El Gobierno debe entender las diferencias”

A su turno, el dirigente federado Carlos Bergia dijo que el corte de rutas “no es la mejor forma de protesta”, pero entendió que fue “la que el Gobierno venía avalando, por ejemplo, cuando argumentó la defensa de los cortes en Gualeguaychú por las pasteras en los que también participaba nuestro dirigente Alfredo De Angeli”.
Reconoció que el asalariado es el más perjudicado “pero hay que entender que sino defendemos ahora al país, las pérdidas serán peores para todos”.
En otro orden, dijo que “no pueden decir de nosotros que favorecemos el monocultivo, porque venimos reclamando por una agricultura con agricultores, pero hay que reconocer que fue este mismo Gobierno el que empujó a eso”.
“Nosotros queremos que se cobre impuestos y que paguen más los que más tienen. Por eso, es importante que se aplique el impuesto a las ganancias a las grandes empresas que ven el campo como un negocio financiero y que nos dejen a los pequeños productores seguir produciendo en el campo”.
Defendió el impuesto a las ganancias indicando que es de alcance nacional y redistributivo.

“El campo es rentable”

Hugo Camisasso es economista y productor ganadero de Laspiur de tercera generación. Junto a Carlos Armando, productor de San Francisco, defienden la política de rentenciones con el argumento de que “el campo es rentable”, aclarando que en el colectivo “campo” hay muchas diferencias de producción, tamaño y rentabilidad.
“Por ejemplo, la lechería es económicamente rentable, pero contablemente, si incluimos el costo oportunidad, que es lo que ganaríamos si nos dedicáramos a la agricultura o alquiláramos las tierras para ser rentistas, no arroja números negativos”, explicó.
Considera que la protesta “fue desmesurada porque cortó la cadena de pagos, perjudicó a trabajadores que perdieron horas extras y provocó aumento de precios”.
“El empleado no puede perder hoy para ganar mañana, porque no puede perder el plato de comida”, dijo.
De todos modos, reconoció que el sector tiene dificultades. “En los últimos tiempos, la ganadería y la lechería perdió en genética y muchos se fueron de la actividad”, agregó.
Finalmente, explicó que la resolución 125, “que es como un corralito granario”, permitirá “que al bajar la rentabilidad de la agricultura, bajen los alquileres y así se equilibrará más la producción”.

“¿Por qué está mal que el Gobierno haga caja?”

Marcelo Panero, politólogo, trazó un panorama histórico de los modelos de país que pusieron al agro en distintos lugares. 
Sobre el conflicto actual, señaló que a su criterio es un conflicto de clases, y sobre las retenciones dijo que fue un intento del Estado “de poner límites a sectores de alta rentabilidad”.
Al trazar un panorama político, expresó que “prácticamente hay un sólo partido, que es el justicialista” y las bases del campo “se fueron de las manos”. “Por eso, en este escenario, no hay mediadores”.
Lamentó la existencia de frases tales como “cerrar el Congreso”, aunque aclaró que no está haciendo acusaciones de golpistas a los productores.
“Esta es una protesta contra el Estado central, porque no entiendo la razón del cuestionamiento a hacer caja del Estado. ¿Por qué está mal? ¿Por qué está mal que los más ricos aporten para los más pobres?”, concluyó.

“No hay un sólo campo”

José Iachetta, periodista agropecuario, dio una visión diferente del conflicto y se centró en el gran perdedor de esta historia: la lechería.
Consideró que el Gobierno “fue torpe al tomar una decisión que hubiese sido creíble si a la par creara un programa de desarrollo para otras actividades como la lechería y la ganadería”. Aclaró que está de acuerdo con las retenciones móviles, pero que habría que discutir los porcentajes.
“Pero a esa torpeza inicial se desató una reacción desmesurada en la que hay aspectos cuestionables, como por ejemplo, que un sector del campo haga perder a otro la competitividad”, dijo, en alusión a los agricultores que pueden guardar el grano frente a los lecheros que tienen que tirar lo producido.
Agregó también que en esa protesta no vio valores declamados “como la solidaridad y la defensa del interior” y dio como ejemplo que si bajan las retenciones “estoy seguro que se calmará la protesta, aunque la situación siga igual.
“El panorama es complejo. No hay un sólo campo, no hay sólo buenos ni malos de un lado y del otro”, aclaró.
Tuvo un párrafo especial para la prensa indicando que los grandes grupos estuvieron decididamente a favor del campo y, finalmente, hizo un reconocimiento especial a Federación Agraria, que se anticipó al problema presentando proyectos como el de la ley de arrendamiento.

Debate

Las expresiones de cada uno de los disertantes dieron lugar a un rico debate posterior, que permitió entender a todos los presentes que más allá de las diferentes miradas, el diálogo es posible.

Hugo Camisasso
Productor de Laspiur
Dijo que las retenciones van a provocar que bajen los precios de los alquileres y en consecuencia, la ganadería y lechería serán más competitivas.

Marcelo Panero
Politólogo
Afirmó que el Estado tiene derecho a hacer caja y que la Resolución 125 es una medida para que los sectores de más rentabilidad aporten al país.

José Iachetta
Periodista agropecuario
Señaló que el sector más comprometido es el de la lechería. Está de acuerdo con las retenciones móviles, pero entiende que habría que discutir el porcentaje.

Carlos Seggiaro
Economista
Explicó que las medidas del Gobierno favorecen a actores como Alberto Samid, en carne y a Mastellone y SanCor, en lechería.

Carlos Bergia
Director FAA
Dijo que la pelea del sector es para defender las economías regionales y a los pueblos del interior.


ACTUALIDAD
Segundas Jornadas Nacionales Lecheras
Las Jornadas Lecheras del año pasado contaron con un importante marco de público

Se realizarán en Villa María las Segundas Jornadas Lecheras Nacionales, programadas para el miércoles 13 de agosto, en la Sociedad Rural de Villa María.
Desde Sema Editora y el INTA Villa María, entidades que que organizan la actividad, indicaron que aspiran a que las charlas constituyan un nuevo hito en la tarea de difundir información y generar conciencia en los productores agropecuarios, como también en el resto de la cadena lechera, para que los actores de la actividad adopten medidas y políticas que permitan al país afrontar exitosamente el crecimiento de la demanda mundial en materia alimentaria.
Participarán expertos en materia láctea, actores del sector de la región y del país y se difundirán las principales líneas de cambios que se están operando en la lechería argentina, a la luz del avance de la agricultura que se está registrando en el mundo. 
El tema central gira en torno a la intensificación de diversos factores de producción y el reajuste de los sistemas, incluyendo el tema instalaciones, claves para seguir adelante con una producción eficiente y sustentable. 
“La creciente demanda mundial en materia de alimentos y de biocombustibles convirtió en irrefrenable el avance de la agricultura, produciendo desplazamientos y hasta desaparición de otras explotaciones primarias, obligando a sus diversos actores a adoptar medidas y políticas que los preserven de la extinción”, indicaron los organizadores.
“Uno de esos casos está caracterizado por la lechería que, en el caso de la Argentina, está empujando a adoptar tecnologías de manejos, procesos e insumos, que permitan la intensificación de la producción, en un marco de sustentabilidad económica y ambiental”, agregaron.
Temas tales como los reajustes en los sistemas de producción; las diferentes opciones en instalaciones para el confinamiento de rodeos, el mejoramiento en lo que es forraje conservado, los cambios que deben operarse en la gerencia y gestión en los establecimientos agropecuarios; y el rol de recursos humanos y equipos de trabajo, como herramientas centrales en la ganancia de competitividad serán ejes de la jornada.
También contarán con una exhibición de la oferta comercial disponible, con charlas que darán los expertos en cada rubro, como por ejemplo, los aditivos para silaje, el riego en el tambo; la cría y recría de Holando; el problema de la mastitis y su directa vinculación con la calidad de leche, entre otros temas.


Todo sobre la soja y el maíz
El 7 de agosto se realizará en el Estadio Orfeo, de la ciudad de Córdoba, las jornadas sobre soja con sustentabilidad y maíz. La actividad, propuesta por AgroVerdad, cuenta con el apoyo institucional de la Bolsa de Cereales de Córdoba y la Sociedad de Acopiadores de Granos de la provincia de Córdoba. “Más allá de lo que ha sucedido en los pasados 100 días y lo que está actualmente gestionándose, hay cuestiones que son impostergables y determinaciones que deben tomarse en el momento oportuno. Y eso estará ocurriendo a principios de agosto, cuando tenga lugar nuestra jornada”, indicaron.
 “En el año 2008, aspiramos a repetir el número de asistentes del año pasado (3.000 personas) y, si se dan las condiciones, a superarlo”, expresaron los organizadores.

ACTUALIDAD - Terminaron las audiencias públicas en Diputados
Llegó la hora de la verdad
Después de escuchar a todas las organizaciones, los diputados deben decidir qué hacer con la  Resolución 125. Kirchner pidió que la aprueben tal como está y los ruralistas solicitaron que la suspendan por 180 días. El debate que viene
Durante un acto oficialista, los ruralistas decidieron cerrar la carpa para evitar enfrentamientos en la plaza frente al Congreso

La semana próxima, el Congreso no tendrá audiencias con centenares de personas que expliquen su posición frente a las retenciones móviles. Ahora son ellos, los representantes del pueblo, los que deben determinar qué votarán.
Por un lado, tienen la posibilidad de aprobar así como está la resolución, para lo cual el ex presidente Néstor Kirchner está procurando alinear la tropa.
“Tengan coraje, pongan lo que tienen que poner, jueguen con fuerza y piensen en el pueblo. Hoy, la presidenta les está pidiendo que la apoyen”, dijo. Esto es porque no todos los diputados del Frente para la Victoria están de acuerdo con aprobar ese nivel de retenciones.
Tienen otra vía, la que pidieron una docena de bloques de la oposición, que buscan derogar la norma. "Los niveles de imposición deben ser razonables y no confiscatorios permitiendo el aumento de la producción y de la inversión atendiendo las realidades regionales y de los pequeños y medianos productores", indicaron en un comunicado.
La tercera vía es la que surgió del bloque cordobés del Frente Nuevo, que buscó pensar un proyecto alternativo, dejando el sistema de retenciones móviles pero bajando la alícuota.
El lunes, desde las 17, las comisiones de Hacienda y Agricultura de la Cámara de Diputados retomarán la discusión para elaborar un proyecto consensuado de comisión o de lo contrario, varios en disidencia para tratar en el recinto.

Ruralistas

Mientras tanto, la Comisión de Enlace de entidades agropecuarias consideró ayer que "lo más prudente que puede hacer el Congreso" es disponer la suspensión por 180 días del esquema de retenciones móviles, hasta que se resuelva el contenido del la futura ley. 
La iniciativa fue lanzada anoche al término de una reunión en la sede de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), debido a que tras cinco días de debate en el Parlamento "se hicieron muchas ponencias pero no conocemos un proyecto (alternativo al del Ejecutivo), porque no existe". 
Así lo señaló el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, quien reconoció que en el Congreso "hay versiones variadas, mayoritariamente a favor de cambiar el proyecto del Ejecutivo". 
Por su parte, Luciano Miguens, de la Sociedad Rural Argentina, explicó que le pareció "positivo el debate que se desarrolla en las comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación”.


Aniversario del Grito de Alcorta
Buzzi: “A la presidenta no le interesa luchar contra los pooles”
El miércoles 25 de junio se recordó en Alcorta un nuevo aniversario del histórico Grito. 
Según los organizadores, unas 3 mil personas participaron del acto, que contó con la presencia de la conducción de Federación Agraria Argentina (FAA) y el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner. 
Durante el acto, Eduardo Buzzi habló sobre el conflicto que atraviesa el sector agropecuario y la comparó con la gesta de los pioneros que en 1912 gestaron el Grito de Alcorta y organizaron la huelga agraria, lo que dio origen a la Federación. El presidente federado relató su preocupación tras la reunión que mantuvo el último lunes con la presidenta de la nación, porque allí Cristina Fernández dijo que el avance de los pooles de siembra es fenómeno mundial, prácticamente irreversible. "Parece no estar en la voluntad presidencial modificar un esquema de concentración", señaló Buzzi. 
Al mismo tiempo, pidió paciencia a los productores porque la discusión parlamentaria sobre las retenciones y la política agropecuaria "es una oportunidad fenomenal para que lo que no está en la voluntad presidencial, esté en la voluntad de los que fueron votados por el pueblo en el Congreso". 
Luego, el gobernador santafesino recordó la importancia histórica del Grito de Alcorta y criticó al Gobierno nacional por la falta de voluntad política para resolver el conflicto con el campo. 
Por FAA estuvieron presentes también Pablo Orsolini, Omar Barchetta, Juan Manuel Rossi, Mario Ciccioli, Esteban Motta, y los directores Agustín Pizzichini, Carlos Paillolle, Carlos Bergia, Pizzo Gerlo, Juan Echeverría. Por su parte, el secretario de Relaciones Internacionales de FAA, Pedro Peretti, llegó acompañado de los dirigentes de Coprofam, Luiz Roberto Facco (Brasil) y Rigoberto Turra Paredes (Chile). Por el lado de las organizaciones sociales, hubo representantes de la Corriente Clasista y Combativa, de la Federación de Tierra y Vivienda disidente y la representante de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo Darwinia Gallicchio. Al comienzo del acto, habló el presidente comunal de Alcorta, Vicente Martelli. 

Las semilleras también se hicieron escuchar
A través de una nota dirigida a todos los diputados, la Cámara Empresaria de Distribuidores de Agroquímicos, Semillas y Afines Córdoba (Cedasac) pidió que retrotraigan la situación al 10 de marzo.
“Nuestro sector de la distribución es uno de los protagonistas en la incorporación de tecnología al proceso productivo argentino, que en dos décadas, nos llevó de producir 34,2 millones de toneladas de granos de cereales y oleaginosas a 90,1 millones. De continuar con la actual política, se desembocará en una significativa disminución del uso de tecnología y, consecuentemente, de la producción para la próxima campaña agrícola, lo cual ya se está advirtiendo en el caso del trigo”, explicaron los semilleros para fundamentar su pedido.